¿Qué es geolocalización? Funcionamiento y principales usos

Escrito por  Alfredo Jimenez el 6 febrero, 2024

La geolocalización es una herramienta tecnológica que nos brinda la capacidad de ubicarnos en el mundo digital y físico de manera precisa y eficiente. Desde la navegación hasta la publicidad, sus usos son cada vez más diversos y benefician nuestra vida diaria. Mantén tus ojos abiertos, porque está aquí para quedarse y seguirá transformando la forma en que interactuamos con nuestro entorno.

Pero, ¿qué es realmente la geolocalización y cómo funciona?

En términos simples, se refiere a la capacidad de determinar la ubicación geográfica precisa de un objeto, persona o dispositivo en tiempo real. Este proceso se lleva a cabo a través de una combinación de tecnologías como el GPS (Sistema de Posicionamiento Global), la triangulación de señales de telefonía móvil y la conexión a redes Wi-Fi cercanas.

Cómo funciona la geolocalización 

El GPS, o Sistema de Posicionamiento Global, es como nuestro guía celestial en el cielo. Una red de satélites en órbita alrededor de la Tierra emite señales que son captadas por los receptores de geolocalización GPS en nuestros dispositivos. Estos satélites envían información sobre su posición y el tiempo al que emiten la señal. Al recibir las señales de al menos cuatro satélites, nuestro dispositivo procesa esa información y calcula nuestra ubicación geográfica precisa.

Pero el GPS no es la única forma de geolocalización. Los dispositivos móviles también pueden aprovechar las torres de telefonía cercanas. ¿Recuerdas esos mapas de cobertura que muestran dónde hay señal de celular? Bueno, esa información también se utiliza para calcular nuestra ubicación. Cuando nuestro dispositivo se conecta a diferentes torres de telefonía, compara la intensidad y el tiempo de llegada de las señales para determinar una posición aproximada.

Además, la conexión a redes Wi-Fi cercanas también puede ser una pista para saber dónde nos encontramos. A medida que nos desplazamos, nuestros dispositivos detectan y se conectan a diferentes redes Wi-Fi. Al comparar las direcciones de estas redes con bases de datos de ubicaciones, es posible obtener una estimación de nuestra posición.

Principales usos

La geolocalización se ha convertido en una herramienta fundamental en nuestro día a día, ofreciéndonos una amplia gama de aplicaciones y usos. A continuación, te presentamos algunos de los principales usos de la geolocalización en diferentes áreas:

  • Navegación y transporte: Las aplicaciones de mapas y navegación, como Google Maps o Waze, nos permiten encontrar rutas óptimas, recibir indicaciones paso a paso y evitar el tráfico. 
  • Servicios basados en la ubicación: Es utilizada para proporcionar servicios basados en la ubicación, como la búsqueda de restaurantes, tiendas, cajeros automáticos, hoteles, estaciones de servicio y otros lugares de interés cercanos. 
  • Redes sociales y geotagging: Muchas redes sociales aprovechan la geolocalización para permitir a los usuarios etiquetar sus publicaciones con la ubicación en la que se encuentran.. 
  • Seguridad y emergencias: Permite a los servicios de emergencia localizar a las personas que necesitan ayuda de manera más rápida y precisa. 
  • Publicidad y marketing geolocalizado: Permite a las empresas enviar anuncios y ofertas personalizadas a los usuarios según su ubicación actual. 
  • Monitoreo y logística: En el ámbito empresarial, se utiliza para el monitoreo de flotas de vehículos, gestión de activos y logística. 

Geolocalización: ventajas y desventajas

La geolocalización ha revolucionado la forma en que interactuamos con el mundo que nos rodea, brindándonos numerosas ventajas y oportunidades. Sin embargo, como ocurre con cualquier tecnología, también presenta ciertas desventajas. A continuación, exploraremos tanto los aspectos positivos como los desafíos asociados con la geolocalización.

Ventajas:

  • Navegación precisa: Gracias a sistemas como el GPS, podemos encontrar rutas óptimas, evitar atascos de tráfico y llegar a nuestro destino de manera eficiente. 
  • Servicios de localización: Permite acceder a servicios basados en la ubicación, como encontrar restaurantes cercanos, cajeros automáticos, estaciones de servicio y lugares de interés. 
  • Seguridad personal: En situaciones de emergencia, como accidentes o extravíos, la capacidad de transmitir nuestra ubicación precisa a los servicios de emergencia o a nuestros contactos de confianza puede ser crucial para recibir ayuda rápidamente.
  • Publicidad y marketing localizados: Al conocer la ubicación de los usuarios, las empresas pueden enviar anuncios personalizados, ofertas especiales y promociones relevantes según su ubicación actual. 

Desventajas:

  • Privacidad: Al permitir que las aplicaciones y servicios accedan a nuestra ubicación, estamos compartiendo información personal sensible. 
  • Dependencia de la tecnología: Las personas pueden volverse menos dependientes de su sentido de la orientación natural y confiar completamente en los dispositivos, lo que puede limitar su capacidad para navegar por entornos desconocidos sin asistencia tecnológica.
  • Consumo de energía y datos: La función de geolocalización requiere un uso intensivo de la batería y puede agotar rápidamente la vida útil del dispositivo. 
  • Precisión limitada en interiores: La señal GPS puede debilitarse o bloquearse por estructuras, lo que reduce su precisión en edificios, centros comerciales o estadios.

Cada vez es más fácil conocer tu ubicación geográfica actual 

La geolocalización se ha convertido en una pieza clave en nuestra vida digital, proporcionándonos una amplia gama de ventajas y aplicaciones. A través de tecnologías como el GPS, la triangulación de señales de telefonía móvil y la conexión a redes Wi-Fi, podemos conocer nuestra ubicación geográfica precisa en tiempo real.

Preguntas Frecuentes:

¿Cómo se hace geolocalización?

Se realiza utilizando tecnologías como el GPS, la triangulación de señales de telefonía móvil y la conexión a redes Wi-Fi cercanas. Estas tecnologías recopilan información sobre la posición y el tiempo de señales emitidas por satélites, torres de telefonía y redes Wi-Fi, y luego procesan estos datos para determinar la ubicación geográfica precisa de un dispositivo.

¿Cómo funciona la geolocalización en un celular?

En un celular, la geolocalización utiliza el GPS incorporado en el dispositivo para obtener información de los satélites en órbita alrededor de la Tierra. Estos satélites envían señales que son captadas por el receptor GPS del celular. Al recibir las señales de al menos cuatro satélites, el celular procesa esa información y calcula la ubicación geográfica precisa del dispositivo. Además del GPS, el celular también puede utilizar la triangulación de señales de telefonía móvil y la conexión a redes Wi-Fi cercanas.

Sobre el autor:

Alfredo Jimenez

Ingeniero Informático
Si tienes un problema, lo más probable es que haya una app o software que pueda ayudarte a solucionarlo, y mi misión es mostrarte cuál herramienta usar y cómo utilizarla.