El chip localizador de personas: ¿mito o realidad?

Escrito por  Alfredo Jimenez el 16 mayo, 2024

Un chip que se implanta bajo la piel y permite la geolocalización de las personas. Es un concepto que puede ser sacado de una película de Hollywood, pero ¿existe este dispositivo en la vida real?

Sería el sueño de muchas personas que temen ser secuestradas. La policía solo tendría que buscar la ubicación por GPS y listo. Para otros es su mayor miedo hecho realidad, la confirmación de que la privacidad personal se ha perdido.

Sin embargo, el chip rastreador para personas no existe, al menos comercialmente. Si alguien se ha implantado un dispositivo bajo su piel que permita conocer su ubicación en el mapa, serían los magnates y sus familiares. Pero no hay información al respecto.

Chip en la mano

Lo que sí existe son los localizadores para personas. Se trata de dispositivos GPS que llevas de manera externa, y que pueden tener forma de llavero, collar, pendrive, etc. Se usan para ubicar a las personas mayores, gente con Alzheimer, niños y adolescentes.

También existen GPS para las mascotas, coches, motos y bicicletas. En Amazon encuentras una gran cantidad de estos dispositivos, con diferentes tamaños, formas y precios.

Chips subcutáneos

El hecho de que no existan dispositivos antisecuestro bajo la piel con la tecnología GPS, no quiere decir que no haya chips subcutáneos de otro tipo. De hecho, estos microchips del tamaño de un grano de arroz son bastante comunes en Suecia.

La empresa Biohax asegura que hay más de 4.000 personas en el país escandinavo con un chip insertado bajo la piel. Se conocen como el chip humano. El diminuto dispositivo se introduce desde una pequeña incisión en la mano y allí permanece durante años. El cuerpo humano lo acepta y, hasta los momentos, no ha generado problemas secundarios.

Chip localizador de personas

Es un chip pasivo para humanos sin batería que no transmite ningún tipo de señal. Por tanto, es incapaz de emitir su geolocalización. La información del dispositivo puede ser escaneada por un lector de radiofrecuencia RFID, compatible con la tecnología NFC de los celulares.

“Es completamente pasivo, no tiene fuente de energía ni nada. Así que cuando lo acercas a un lector, el chip envía una identificación que le dice al lector qué tipo de chip es”, dice Erik Frisk, un sueco de 30 años que se implantó el chip, según el sitio npr.org.

“Los suecos son muy pragmáticos y el chip es útil. Debido que muchas personas se conocen entre sí en la comunidad tecnológica, la tendencia se ha extendido y la gente ha visto los beneficios”, acota.

Para qué sirve un chip bajo la piel

Las funciones de un chip subcutáneo son variadas, dependiendo de su configuración. Se usan para abrir puertas, desbloquear el móvil y el ordenador, almacenar información personal, compartir datos con otras personas e incluso pagar por tus compras.

Chip bajo la piel GPS

Szilvia Varszegi, sueca de 28 años, acerca su mano a un lector para acceder a un sitio de coworking. También para compartir su información de LinkedIn, evitando la necesidad de deletrear su nombre. Simplemente acerca la mano al teléfono inteligente de la otra persona y la información se transfiere. “Cuando otro teléfono lee el chip, se abre el navegador automáticamente”, explica Varszegi.

“El chip básicamente resuelve mis problemas. No veo ningún inconveniente en que se convierta en algo generalizado. Creo que puede mejorar la vida de las personas”, comenta.

Chips bajo la piel en España

El ingeniero almeriense Juanjo Tara es el fundador de la empresa DSruptive, que fabrica microdispositivos subcutáneos. Aunque la compañía tiene su sede en Suecia, varios españoles se han atrevido a colocarse chips localizadores en la mano.

Uno de ellos es Pau Adelantado, sociólogo nacido Barcelona en 1982. “Me decidí porque desde hace mucho tiempo me llamaba la atención la implantación NFC, el hardware subcutáneo y la relación con el organismo, la tecnología, y la forma en que esto podía mejorar la vida del ser humano”, menciona Adelantado al diario La Vanguardia.

Pagó 200 euros por el kit que contenía el microchip enviado desde Suecia por DSruptive. Fue a un centro de tattoo para que se lo implantaran, pues asegura que el proceso es similar al de colocar un piercing.

Chip para personas

Emprendimiento en Las Palmas

Juan Melo es un emprendedor de 23 años oriundo de Las Palmas fundador de la empresa Overloadd, que fabrica y comercializa chips para insertarse bajo la piel.

Los dispositivos cuestan 90 euros y carecen de sistema de geolocalización; es decir, no es un chip de rastreo. “Son chips sin GPS que almacenan archivos, fotos e información importante. También pueden desbloquear el ordenador y un amplio catálogo de posibilidades, según su configuración”, asegura Melo al diario ABC.

Chip en la piel de la gente

La ambición de este joven empresario va más allá: “Hago una apuesta por el transhumanismo y el aumento de memoria nos podría ayudar a realizar estudios superiores de una manera más eficaz y con mayor calidad o de manera viceversa. Podrías manipular tus propios recuerdos para olvidarlos”.

Localizadores GPS para personas

Si buscas un dispositivo que te permita rastrear a las personas, deberás optar por un localizador GPS. Como mencionamos anteriormente, se pueden adquirir rastreadores colgantes con diseños de llaveros, collares, otros más pequeños como un pendrive, etc.

Después de que la persona sale de casa con el dispositivo, se puede ubicar en un mapa desde el ordenador o una app móvil. Muchos localizadores tienen un botón de pánico para que las personas lo presionen si están en una situación de peligro.

GPS adultos mayores

Otros tienen un micrófono y un altavoz para poder comunicarse. Incluso hay dispositivos insertados en cinturones convencionales, que pasan totalmente desapercibidos.

Por otro lado, existen apps como mSpy, Life360 o Cerberus que permiten rastrear al portador del teléfono. En Internet encuentras diversas aplicaciones de control parental con la función de geolocalización, además de que los padres pueden saber qué hacen sus hijos con el móvil. Son denominados como los GPS para niños.

Para los perros y gatos también hay dispositivos GPS insertados en un collar. Eso evitará que tu mascota se extravíe de forma definitiva.

Si quieres aumentar los niveles de seguridad de tu coche o moto, puedes instalar un localizador GPS en el vehículo. Algunos dispositivos tienen un sensor antirrobo que te avisa si alguien intenta entrar en el automóvil.

Si sueñas con un GPS chip que se instale bajo la piel y permita la geolocalización, quizás sea posible en algunos años. Está demostrado que la tecnología puede lograr casi cualquier cosa que la mente humana pueda imaginar.

Sobre el autor:

Alfredo Jimenez

Ingeniero Informático
Si tienes un problema, lo más probable es que haya una app o software que pueda ayudarte a solucionarlo, y mi misión es mostrarte cuál herramienta usar y cómo utilizarla.